Buscar

4 minutos para ir a la guerra

 | Noticias en Geomundos

Noticias

4 minutos para ir a la guerra2013
27
Dic
4 minutos para ir a la guerra Por 20minutos.es Una enorme operación de propaganda hizo cambiar de opinión a EE UU para que aceptara ir a la I Guerra Mundial. El presidente Wilson, que había ganado las elecciones con un discurso antibelicista, declaró la guerra a Alemania después de jurar el cargo. La operación la dirigió George Creel, un periodista que dirigió el CIP y, más tarde, colaboró en la 'caza de brujas' de McCarthy. Visualiza y descárgate en PDF el número de enero de 'el mensual'.


¡Compártelo!



Tags: noticias

Los Hombres de los Cuatro Minutos fueron un grupo de voluntarios, autorizados por el presidente de EE UU Woodrow Wilson para dar pequeños discursos en todos los teatros y cines del país. El tema de sus intervenciones fue siempre el mismo: la necesidad que tenía el país de entrar en la guerra europea (haciéndola ?mundial?) y la captación de fondos para sostener ese esfuerzo. Los guiones para esas intervenciones se los proporcionó casi siempre el Comité de Información Pública (CIP), un organismo creado ex profeso para desarrollar labores de propaganda bélica. Los discursos duraban cuatro minutos porque era el tiempo que se tardaba en cambiar las bobinas de las películas en los cines y, según los especialistas, el promedio de atención humana para un mensaje eficaz. Pero conozcamos mejor el escenario.

En 1917, Europa llevaba ya tres años en lucha. Woodrow Wilson acababa de ser reelegido presidente de EEUU con un discurso ostensiblemente antiintervencionista. Iba a mantener al país fuera de la guerra. Pero, tras varios avatares, y fundamentalmente tras el hundimiento del trasatlántico Lusitania por parte de Alemania, Wilson decidió, contra todas sus promesas, entrar en guerra. El 6 de abril de 1917, el Congreso de EE UU declaró la guerra a Alemania.

Como se puede suponer, la ciudadanía no entendía mucho. Con un gran número de estadounidenses de origen alemán en Estados Unidos y muchos otros con fuertes sentimientos antiintervencionistas ?alentados por Wilson, no lo olvidemos?, el Gobierno decidió que era necesaria una gran campaña de propaganda para agitar el apoyo a la guerra y dar la vuelta a la opinión pública del país. Entre otras ?herramientas?, a principios de junio se crearon los Four Minute Men

La idea la había dado, unas semanas antes, un joven hombre de negocios de Chicago, Donald M. Ryerson, graduado en Yale. A la semana de firmarse la guerra, Ryerson fue a Washington y, en diez minutos, explicó su idea al presidente del CIP, George Creel, que inmediatamente lo puso a cargo de hacer de los Hombres de los Cuatro Minutos una organización nacional

Un presupuesto mínimo

Cuando la guerra terminó, en 1919, más de  de 75.000 ciudadanos de EE UU habían sido Hombres de Cuatro Minutos. Habían pronunciado 7,5 millones de discursos, delante de 315 millones de estadounidenses y en 5.200 comunidades. Más de 14 millones se alistaron para combatir en Europa (no fueron todos, claro). Fue, sin ninguna duda, la forma más eficaz de propaganda durante toda la I Guerra Mundial. Y todo el programa únicamente le había costado al Gobierno 101.000 dólares.

  Se conocen muchas de las indicaciones que el Comité envió, en su día, a los voluntarios y que conforman un prototipo de manual de propaganda política. Por ejemplo, el CIP recordaba que, al disponerse solo de cuatro minutos, no había tiempo "para una sola palabra perdida". Recomendaban escribir y memorizar el discurso, y dividirlo meticulosamente en varias partes: 15 segundos para la apertura, 45 para describir el enlace, 15 para la apelación final, etc. En el manual se decía: "Nunca ha habido un discurso que no haya podido mejorarse. Nunca hay que estar satisfecho con el éxito. Trate de tener más éxito, y aún más éxito. Mantenga los ojos abiertos. Lea todos los periódicos todos los días, para encontrar un nuevo lema o una nueva frase o una nueva idea para reemplazar algo que tiene en su discurso (...) Si las ideas son buenas, debe planear introducirlas en la experiencia de sus oyentes. Pero no ceda a la inspiración del momento, ni ante el aplauso se aparte de su esquema. Puede agregar una palabra o dos, pero recuerde que solo puede hablar 130, 140 o 150 palabras por minuto y, si su discurso se ha preparado cuidadosamente para llenar cuatro minutos, no le podrá añadir nada sin quitar algo de importancia. Necesitamos su ayuda para hacer del Four Minute Men la fuerza más poderosa para despertar el patriotismo en Estados Unidos".

Y así fue. La opinión pública norteamericana, desde entonces, ha sido una de las más beligerantes del mundo, capaz de apoyar y validar las políticas más agresivas que se han desarrollado en los últimos cien años.  

Propaganda man

George Creel (1876-1953) fue un periodista y político estadounidense que creó y dirigió, por encargo de W. Wilson, el Comité de Información Pública (CIP), la organización de propaganda más poderosa de EE.UU. Escribió un buen número de libros de éxito sobre sus experiencias de esa época y, en sus últimos años, fue un ferviente anticomunista y colaboró con McCarthy y Nixon en la famosa ?caza de brujas? de los años cuarenta y cincuenta.


Fuente: 20minutos.es (A. P. SCHROEDEL)



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

0
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.

 

Publicidad

Buscar en Noticias


Búsquedas recientes: venezuela, españa, internacional, kedadas, gluten

Contactos

Encuentra amigos, pareja y todo tipo de relaciones en el canal de contactos de Geomundos. ¡Regístrate gratis ahora!

Destacados